El objetivo de abordar el sentido del humor no es enseñar a contar chistes o hacer cosas graciosas sino entender el humor como la capacidad de transmitir optimismo, esperanza, alegría e incluso ternura.