Realmente el título de este post debería ser “Helados y música para los pacientes de UCI” aunque para hacerlo atractivo y para utilizar parte de la palabra “Humanizar” pues hemos elegido este título un poco especial y que enseguida os vamos a explicar.

Hace unos meses que hemos abierto una nueva unidad de cuidados intensivos en el Hospital de Santa Caterina de Salt (Girona) dirigido por el servicio de medicina intensiva del Hospital Universitario de Girona Doctor Josep Trueta, y a la que describimos como una HU-CI con un diseño moderno, tecnológica, humanizada y con la intención de ir introduciendo maneras diferentes de trabajar en intensivos con un trato a pacientes y familiares más amable y humano.

Como es sabido, un alto porcentaje de los pacientes críticos con fracaso multiorgánico, desarrollan miopatía severa con afectación de los músculos faciales y alteración en la deglución. En estos pacientes, la fisioterapia precoz intensa y la movilización se han mostrado eficaces, sin embargo, en fase de recuperación nos encontramos con una afectación de la musculatura facial y déficit de deglución que puede mejorar con el ejercicio concreto de tomar un helado o un caramelo con palo (Chupa-chups®) que el paciente mismo se lleva a la boca, este efecto ha sido demostrado concretamente en pacientes con cáncer de cuello [1]. El helado aporta hidratación, azúcares y al estar frío es muy apetecible, además es el paciente el que se lo lleva a la boca haciendo ejercicio. A esta acción en nuestra UCI le denominaremos “Human-ICE” y formará parte de la rehabilitación en fase de salida de nuestros pacientes críticos.

Estructura de monitor, respirador y PC de cabecera reproduciendo lista de música personalizada

Por otra parte, al disponer de equipos informáticos con un sistema de información clínica en la cabecera y en todos los boxes con conectividad completa a todos los dispositivos y a internet, nos permite disponer de listas de reproducción de música personalizadas teniendo en cuenta las preferencias de cada paciente o según consulta a sus familiares. Se ha demostrado que la música como medida no farmacológica, puede reducir el estrés y la ansiedad en los pacientes críticos incluso cuando están sedados [2]. Este método de musicoterapia dirigida la iniciamos precozmente y en los períodos de reposo, después de la higiene y desde el momento mismo de conseguir cierta estabilidad clínica, aunque el paciente esté todavía con sedación.

Estos dos aspectos de helados para el paciente miopático y con problemas de deglución en la fase de recuperación y la música personalizada para cada paciente en cualquier fase del proceso de enfermedad crítica están cambiando de forma muy importante la cultura del cuidado en nuestra HU-CI para conseguir que sea cada vez más amable y humanizada.

Referencias

  1. Trinidade A, et al. Soft, fortified ice-cream for head and neck cancer patients: a useful first step in nutritional and swallowing difficulties associated with multi-modal management. Eur Arch Otorhinolaryngol 2012; 269:1257-60.
  2. Umbrello M, et al. Music therapy reduces stress and anxiety in critically ill patients: a systematic review of randomized clinical trials. Minerva Anestesiol 2019; Apr 3. doi: 10.23736/S0375-9393.19.13526-2.

*Imagen de portada de una paciente tomando un helado en la UCI. Se ha solicitado y se ha dado el consentimiento informado para la difusión de la imagen.

 

Por Josep-Maria Sirvent, Anna Baró, Juliana González, Miquel Morales y Elena Gil

Unidad de Cuidados Intensivos. Hospital de Santa Caterina de Salt (Girona)

Correspondencia: jsirvent.girona.ics@gencat.cat