Hoy es el día mundial contra el Cáncer, ocasión perfecta para reflexionar sobre esta enfermedad que suele ser asociada a muerte y que produce escalofríos cuando la oyes.

Este post pretende simplemente compartir contigo lo que pocas veces escuchas y de alguna manera recordarte que no estás solo y que en este proceso estuvieron, estamos y estarán lamentablemente cada año muchos más.

1.- “El cáncer es una enfermedad crónica”. Si eres profesional de salud estoy segura haz dicho esto muchas veces, pues déjame decirte que lo “crónico” es agotador! Debes aprender a vivir con ello por que tu vida cambió y nunca será igual a la de antes…¡Pero ojo! No dejes que te robe los sueños del mañana.

2.- “El cáncer es una enfermedad familiar”. Y entendamos por familia aquella de sangre y del corazón, el diagnóstico nos remece a todos.

3.- “El silencio es terapéutico”, aprende a callar tu cabeza.

4.- “ Los abrazos son terapéuticos”, ¡¡¡LOS NECESITARÁS y recíbelos!!!

5.- “ Por qué no me llamaste”. Sé que detrás de esa frase sólo hay preocupación de parte de los familiares y amigos, pero recuerda no se trata de lo que callamos o de las veces que no pedimos ayuda, este es un proceso y estamos aprendiendo.

6.- “Confiar”. No te desesperes…aunque no lo creas hay cosas que pueden esperar y recuerda que nuestra “urgencia emocional” suele ser muy distinta a la “urgencia médica real”, como “bonus track” no busques nada en google, no te hará bien.

7.- “Cultiva la gratitud”. Aprende a verbalizar los motivos (buenos y malos) por los que puedes agradecer.

8.- “Aprende a celebrar”. Hay logros (pequeños y grandes) que merecen la pena un brindis (el finalizar una quimio o cuando los controles médicos pasan de 3 a cada 6 meses).

9.- “Llora”. Aliviará tu alma, calmará tu corazón y por sobre todo te reconectará con quien eres, una persona que siente, que ama y que también tiene temor.

10.- “Fe, esperanza y amor”. Son mis palabras favoritas, se convirtieron en la fuente de ánimo para poder avanzar. ¡Anímate y escoge unas para ti!

Y recuerda…no estamos en medio de una batalla, sólo somos una familia que se ama y eso es suficiente para ir de frente.

Cuelga tu “bata” o “uniforme” y vive esto como lo que eres: UN SER HUMANO.

2019-08-02T18:56:31+00:004 febrero, 2018|

Leave A Comment